Historia de Samuel y Elí

Ana deja a Samuel con Elí

Ana tomó a Samuel de la mano. Se detuvieron en la entrada de la tierra en Silo donde la gente adoraba al señor. Ana llamó a Elí. Cuando apareció el anciano, Ana le dijo: “¿Me recuerdas? Soy la mujer cuyas oraciones bendijiste hace tres años. Estaba pidiendo tener un hijo. Mira la forma en que el señor contestó mis oraciones”. Ana miró a Samuel y le sonrió.

Samuel sabía que él era un niño especial. Le pertenecía a Dios. Sabía que en adelante el sacerdote Elí lo cuidaría. Samuel no tenía miedo. Su padre le había dicho que Dios lo cuidaría no importa dónde estuviera. Samuel confiaba en ella y en el señor. Además ella lo visitaría todos los años cuando la familia viajaría a Silo.

Samuel sabía que ya era un niño grande. No lloró. Tan solo miraba a Elí y después a su madre. Elí esperaba que ella le soltara la mano. “Entonces quizás llore”, se dijo.

Ana le habló a Elí de la promesa que le había hecho a Dios. Elí asintió. Él se agacho y esturó los brazos hacia el muchacho. Samuel vio los ojos bondadosos del anciano Elí, el sacerdote. Entonces sintió que estaba en buenas manos.

Preparación para el sacerdocio

El pequeño Samuel se sentía feliz viviendo con el sacerdote Elí era como un padre para Samuel.

Además, los propios hijos de Elí eran ambiciosos y egoístas. A ellos no les importaba Dios, pero a Elí y Elcaná sí.

Cada año, Ana y Elcaná le llevaban una túnica nueva a Samuel. Cada vez que Samuel se sentía un poco nostálgico, se ponía su túnica y pensaba en que su madre lo abrazaba.

Samuel ayudaba a Elí en el templo. Su trabajo era mantener todas las lámparas encendidas. Aprendió sobre los distintos tipos de ofrendas que Elí le hacía a Dios.

Samuel también aprendió que orar es como hablar con Dios. Sin embargo, a veces se preguntaban por qué no oía a Dios.

Comparte con tus amigos

Más historias

Samuel Oye la Voz de Dios

Samuel oye la voz de Dios UNA NOCHE, CUANDO Samuel dormía, oyó una voz que lo llamaba: “Samuel”. “Aq...

Jacob Huye de Esaú

La familia se divide Esaú no podía creer que su hermano menor lo hubiera engañado por segunda vez. L...

Historia Bíblica de Amán y Mardoqueo

Los Judíos deben morir Todos los días, Mardoqueo se paseaba en los alrededores del palacio. Esperaba...

Esau vende su primogenitura

Pasaron muchos años y los muchachos crecieron. Los dos eran buenos para cosas diferentes. Jacob era ...

Pedro niega a Jesús

El gran error de Pedro Pedro había seguido a la gente que arresto a Jesús. Estaba demasiado asustado...

Historias del Antiguo Testamento

Historias del Rey David

Rey David, fue elegido por Dios en el Antiguo Testamento como Rey ¿Sabes porque Dios lo eligió?...

Historia de Rut y Noemí

Una mujer decidida a seguir a su suegra sobre todas las cosas ¿Quieres leer su historia ahora?...

Historias de Gedeón

Gedeón, el hombre que escogió solo 300 soldados para una guerra, entérate tú mismo de esta historia...

Historia de Lot

Lot se salvó de la destrucción de Dios, solamente con sus dos hijas, la pregunta es ¿por qué?...

Historias de Jonás

En Antiguo Testamento encontramos historias extraordinarias, así como de Jonás ¿Quiere saber?...

Historias de José

José odiado por sus hermanos, vendido a un país extraño ¿Por qué tenía que pasar todo eso?...