Historia Bíblica de Salomón y la Reina Saba

La visita de la reina de Sabá

La noticia de la riqueza y la sabiduría de Salomón se extendieron por todas partes. La reina de Sabá llegó de un sitio llamado Yemen. Esta reina había oído sobre la grandeza de Salomón. Ella no creía en las historias. Hizo el largo viaje solo para ponerlo a prueba y ver por sí mismo si las historias eran ciertas o no.

La reina llevaba muchos camellos en su viaje. En ellos cargaba especias, oro, diamantes y rubíes. Cuando llegó al palacio del rey Salomón, le hizo todas las preguntas que quiso.

La sabiduría que Dios le había engrandecido su corazón y su mente. Él podía abordar un problema desde todos los ángulos y decir cuál era el correcto.

La Reyna le dijo: “Lo que había oído sobre ti era verdad a medias. ¡Eres aún más sabio y más rico de lo que dicen las historias!”

Entonces le obsequio especias y piedra preciosas a Salomón. Nunca después llegaría a Israel tantas especias de una sola vez. Había canela, sal, nuez moscada, clavos de olor, pimienta y muchas, muchas especies más. Todas eran exóticas y muy caras. También le dio grandes cantidades de oro a Salomón. El rey Salomón también le dio a la reina de Sabá muchos regalos especiales.

Finalmente la reina se despidió de su amigo. Regresó a su propia tierra, que quedaban muy lejos. Y con ella viajaron las historias, todavía más fantásticas que las anteriores, sobre la Sabiduría de Salomón.

Shares