Jesús visita a la casa de Simón el fariseo

Un acto especial

Un día, un fariseo llamado Simón invitó a Jesús a cenar. Los fariseos eran líderes religiosos. A muchos de ellos no les gustaba Jesús porque él les enseñaba a todos el amor de Dios.

Mientras Jesús comía con Simón, entró una mujer a la casa. Los invitados dijeron: “Miren, ahí está esa mujer tan mala”.

La mujer se dirigió donde Jesús y se arrodilló frente a él.

“¿Qué va a hacer?”, preguntó Simón, casi sin aliento.

Jesús no dijo nada. La mujer estaba llorando. Las lágrimas corrían por su rostro y llegaban hasta los pies de Jesús. Después, ella le secó los pies con su cabello.

Aun así, Jesús no decía ni hacía nada. Esperaba que ella terminara.

Pero Simón, el fariseo, pensó para sí: “Si Jesús fuera en realidad un profeta, sabría lo mala que es esta mujer”. Después la mujer buscó en su vestido una pequeña botellita de perfume muy, muy caro. Era el tipo de perfume que una mujer judía atesoraba toda su vida y reservaba para ocasiones especiales. Derramó el perfume en los pies de Jesús. Esto quería decir que ella lo consideraba su Rey. La habitación se llenó del delicioso aroma. Simón estaba cada vez más disgustado. Jesús sabía lo que él estaba pensando. “Simón”, le dijo, “quiero contarte una historia.

“Había una vez dos hombres. Uno le debía una gran cantidad de dinero al prestamista. El otro le debía poco. Como ninguno pagaba lo que debía, el prestamista los perdonó a los dos. Entonces, ¿cuál de los dos lo amará más?”

Simón dijo: “El que le debía más”. “Así es”, dijo Jesús. “Ahora, mira a esta mujer. Cuando entré a tu casa, no me diste agua para limpiarme los pies. Ella los humedeció con sus lágrimas y los secó con su cabello.

“Tú no me diste un saludo caluroso. Ella en cambio ha besado mis pies constantemente. ¿Te das cuenta? Sus pecados, que son muchos, le han sido perdonados porque ella tuvo mucha fe en mí. Aquel a quien se le perdona poco, ama poco”.

Comparte con tus amigos

Más historias

Jesús como carpintero

Le llamarán Nazareno Cuando los sabios se fueron, la familia descansó. El pequeño Jesús dormía y com...

Jesús calma la Tempestad

La tormenta Al final de un día en que había estado sanando a los enfermos, Jesús señaló hacía una ba...

Jesús y la Mujer Samaritana

Él es el agua de vida Jesús y sus seguidores pasaron por la región de Samaria. La gente del lugar, l...

Saúl y el profeta Samuel

El gran secreto Después del banquete, Saúl pasó la noche en la casa de Samuel. Durmieron en el techo...

Historia del rey David y Betsabé

David se convierte en asesino El rey David era un gran rey porque amaba amucho a Dios. Un día, sin e...

La Muerte de Jesús en la Cruz

La muerte de Jesús Las cruces de los otros dos hombres estaban cerca de la de Jesús. Los dos eran la...

Esau vende su primogenitura

Pasaron muchos años y los muchachos crecieron. Los dos eran buenos para cosas diferentes. Jacob era ...

Historia de Jonás y la Ballena

Tormenta en el mar Una vez a bordo, Jonás se quedó dormido. Pensó que podría descansar porque había ...

Historias del Antiguo Testamento

Historias de Isaac

¿Por qué Abraham quería matar a su hijo Isaac? Esta historia tienes que leer ahora mismo...

Historias de Moisés

Moisés, el hombre destinado a ser el Líder del pueblo de Dios ¿Sabes cómo llego ser un gran líder?...

Historias del Rey David

Rey David, fue elegido por Dios en el Antiguo Testamento como Rey ¿Sabes porque Dios lo eligió?...

Historias de Daniel

¿Saber quién era Daniel? Daniel era un profeta de Dios, además de ser un profeta era...

La historia de Torre de Babel

¿Quieres saber sobre la historia de Torre de Babel? entonces entra ahora y entérate....

Historias de Ana

Ana es conocida como la madre del profeta Samuel, además era una mujer difícil de rendirse...