El hogar en el cielo

Los discípulos estaban muy disgustados. Iban detrás de Jesús, tratando de entender lo que él les había dicho. “Durante toda la noche ha hablado de que será traicionado y morirá. ¿Qué significa eso?”

“¿Notaron lo disgustado que estaba el maestro mientras cenaba? ¿De verdad creen que va a morir pronto?”

“No sé”, contesto otro. “No veo cómo pueda ser eso. Vean que tranquilo que esta todo. Todas las personas están en sus casas”.

“¿Qué pasaría si él se fuera? ¿Qué haremos nosotros entonces?”

Jesús sabía que ellos estaban confundidos y que tenía miedo. Les dijo: “Escuchen. Deben dejar de preocuparse. Siempre han confiado en Dios, entonces ahora confíen en mi padre. Hay un sitio para todos en el cielo. Prepare un lugar para usted. Volveré y los llevare a casa conmigo. Entonces todos estaremos juntos para siempre”.

Uno de los discípulos, Tomás, le dijo: “Pero señor, no sabemos para donde va. ¿Cómo llegaremos ahí?”

Jesús le dijo. “Yo soy el camino, la verdad y la vida. La única forma de llegar al Padre es creyendo en mi”. Jesús no sólo nos muestra el camino a Dios, ¡sino que él es el camino hacia dios!

Shares