¿Quién es el más grande?

Esa noche, Jesús y sus doce discípulos más cercanos iban a partir del pan y beber el vino de la pascua.

Hablaron de la forma en que Dios había salvado a su pueblo en Egipto.

Había destruido al temible Faraón que los había hecho esclavos.

Jesús se sentó en silencio en un extremo de la mesa. Unos de los discípulos hablaban entre sí. De repente, este grupo comenzó a discutir. “Soy yo!”

“No, soy yo!” estaban discutiendo sobre cuál era el discípulo más importante. Algunos pensaban que era Juan y otros que era Pedro.

Jesús frunció el ceño y luego hablo. “Los reyes y los gobernantes pelean por el poder. Ustedes deben ser diferentes. Entre ustedes, el que esté al servicio de los demás deberá ser el líder.

“¿Quién es más importante? ¿El que se sienta en la mesa a comer o el que sirve la comida?. Mírenme, les estoy sirviendo. Así es como tienen que ser unos con otros. Ustedes han estado conmigo; cuando todo esto pase, se unirán amen el reino de mi padre. Entonces se sentaran en tronos y juzgaran a las doce tribus de Israel”.

Shares