Rahab y los Espías de Josué

Los espías se escapan

Los espías israelitas miraron a su alrededor. Vieron a la mujer que estaba de pie al otro lado de la habitación. “Yo los esconderé”, les dijo. “Síganme”.

La mujer de Jericó llevó a los espías al techo de la casa. Ahí les mostró dónde esconderse. Los espías esperaron hasta que anocheciera.

Cuando el rey de Jericó oyó que había espías, les ordenó a los soldados que buscaran por toda la ciudad. Pronto llegaron a la casa donde se escondían los espías.

Los soldados entraron en la casa de la mujer. “Sí, estuvieron aquí, pero ya se fueron. Si se apuran, los podrán alcanzar”, dijo ella.

Los guardias se apresuraron a salir de la casa. Llegaron a la puerta de la ciudad antes de que la cerraran.

Ahora no podrían regresar a la ciudad hasta la mañana siguiente.

“¡Rápido!”, les dijo la mujer a los israelitas. “¡Rápido, que ahora es su oportunidad. Apúrense y salgan ahora que los soldados no están!”

Los dos hombres bajaron de su escondite. “Sé todo sobre ustedes, gente de Israel”, les dijo. “Dios está de su parte. Él bendice todo lo que ustedes hacen. Todos los hombres de Jericó tienen miedo a luchar contra ustedes”.

“si los ayudo a escapar, ¿se acordarán de mí y no me harán daño cuando ustedes conquisten Jericó?”

“Nuestras vidas por la suya”, respondieron los hombres. “Sí. La salvaremos si nos ayuda a salir de aquí”. La mujer asintió con la cabeza. Entonces los hizo subir atro tramo de escaleras.

Salvados por una cuerda roja

Los hombres subieron por las escaleras angostas hasta llegar a una pequeña habitación. “Así es como van a escapar”, les dijo la mujer. Señaló hacia una pequeña ventana. Esa parte de la casa era en realidad parte de la muralla que rodeaba a Jericó. La mujer les dio una cuerda. “si bajan por aquí, caerán en las afueras de la ciudad.

Vayan hacia las colinas. Permanezcan escondidos durante tres días”.

Los hombres tomaron la cuerda.

“¿Cómo se llama usted?”

“Soy Rahab”.
“Rahab, cuando ataquen los israelitas, ate esta cuerda roja a la ventana. Nos aseguraremos de que no se lastime a nadie que viva aquí cuando ataquemos Jericó”.

El otro espía murmuró: “Pero si habla y nos apresan, nuestro ejercitó no se compadecerá de usted”.

Ella asintió con la cabeza. Los hombres abrieron la ventana y ataron la cuerda roja a una columna. Así salieron de la casa. Al bajar, apoyaban los pies contra la muralla.

Cuando llegaron al suelo había sonado ninguna alarma. Luego desaparecieron en la oscuridad.

Rahab subió la cuerda y la guardó.

Ella sabía que ése era su boleto de seguridad. Si Dios quería que la gente de Israel capturara Jericó, entonces de seguro lo harían.

Comparte con tus amigos

Más historias

Josué Manda Dos Espías a Jericó

Espió al enemigo Cuando Moisés murió, Josué se convirtió en el líder del pueblo de Dios.  Una v...

Historia de la Caida de Jericó

La batalla que se ganó con trompetas Josué sabía que pronto tendría que atacar Jericó. Oró a Dios pi...

El Pueblo de Israel Cruza el Jordán

En la frontera de la tierra prometida Los espías de José Israel se escondieron por tres días. Cuando...

Los Israelitas Salen de Egipto

Dios indica el camino Todo el pueblo de Israel se reunió en un lugar. Dios le indicaba el camino dur...

Preparación de la última Cena del Señor

La preparación de la última Pascua Dos días después de que Judas hicieron el trato del inicio la fes...

Jesús ante Pilato

Jesús y Pilato Los líderes religiosos trataban de demostrar que Jesús había desobedecido la ley. Has...

Historia de Ana y Samuel

Samuel, el hijo Ana se fue a casa con Elcaná. Pocos meses después supo que iba a tener un hijo. ¡Ese...

Historias del Antiguo Testamento

Historias de Josué

¿Sabes cómo José llego ser un gran líder después de Moisés? Esta historia debes de leer ahora mismo...

Historia de Caín y Abel

¿Quién era Caín y por qué mató a Abel? entra ahora y entérate tú mismo de esta tragedia....

Historias del Rey Saúl

¿Saber quién era el primer Rey de Israel? El antiguo testamento cuenta su historia de este Rey...

Historias de Daniel

¿Saber quién era Daniel? Daniel era un profeta de Dios, además de ser un profeta era...

Historia de la Creación

Con la historia de la creación del mundo comienza el Antiguo Testamento, te invito a leer ahora...

Historia de Lot

Lot se salvó de la destrucción de Dios, solamente con sus dos hijas, la pregunta es ¿por qué?...