El Pueblo de Israel Cruza el Jordán

En la frontera de la tierra prometida

Los espías de José Israel se escondieron por tres días. Cuando se sintieron a salvo. Regresaron corriendo al campamento y se presentaron ante Josué.

“Esto es demasiado bueno para ser cierto”, le dijeron los hombres. “esta mujer nos ayudó nos dijo que todos los hombres de Jericó nos tienen miedo. La ciudad es nuestra”.

Entonces los tres hombres bajaron la cabeza y le dijeron gracias a Dios por ayudarlos. Cuando Josué terminó de orar, volvió la mirada hacia sus hombres.

“invadiremos Jericó dentro de pocos días. Hoy, sin embargo, es el día que hemos esperado tanto tiempo”. Al principio los oficiales no entendían lo que querían decir.

Entonces, vieron una gran sonrisa en la cara cubierta de barba de Josué.

“¡Hoy es el día que el señor nos conducirá hacia la tierra prometida!”

Los hombres entendieron la orden y se corrieron donde los otros líderes.

Les dieron la noticia a todos los que estaban en el campamento. La noticia pronto corrió de un extremo a otro: “¡Hoy es el día!”

La gente estaba muy emocionada. Habían contado los días que estuvieron esperando. ¡Se habían acabado los cuarenta años de vagar de un lado a otro!

La travesía por el río Jordán

Josué les ordenó a los sacerdotes que llevaran el arca al otro lado del río. Cuando los pies de los sacerdotes tocaron el agua, las olas retrocedieron. El agua formó una inmensa pared. Un camino seco se formó frente a los sacerdotes.

Caminaron hasta la mitad del río. Ni una gota de agua les tocó.

“¡Estaban completamente secos!” Entonces Josué le dijo a la gente que los siguieran. Una a una las familias, los camellos, todas las personas, los burros y el ganado, atravesaron el Río Jordán ese día. Al caminar, pasaron juntos a los sacerdotes que llevaban el arca.

El pueblo de Israel tardó todo el día en pasar junto a los sacerdotes. Al otro lado estaba la nueva tierra.

Cuando todos cruzaron el río, Josué miró desde la colina donde había estado observándolo todo. Él recordó la promesa que Dios le había hecho a su antepasado Abraham.

Dios le había dicho: “Te convertiré en una gran nación. Serán más numerosos que las estrellas en el cielo. Esta tierra de Canaán te pertenecerá”.

Josué les dijo a los sacerdotes que fueran a la tierra firme. Tan pronto estuvieron a salvo, Dios hizo que las aguas se juntaran de nuevo. Los hijos de Abraham habían llegado a casa, a la tierra prometida.

Comparte con tus amigos

Más historias

Historia de la Caida de Jericó

La batalla que se ganó con trompetas Josué sabía que pronto tendría que atacar Jericó. Oró a Dios pi...

Rahab y los Espías de Josué

Los espías se escapan Los espías israelitas miraron a su alrededor. Vieron a la mujer que estaba de ...

Josué Manda Dos Espías a Jericó

Espió al enemigo Cuando Moisés murió, Josué se convirtió en el líder del pueblo de Dios.  Una v...

La reina Ester salva a su pueblo

Ester salva a su pueblo Era la segunda vez que Amán y el rey cenaban con Ester. Este era el momento ...

La segunda purificación del Templo

El desalojo del templo Después de entrar a Jerusalén. Jesús se dirigió al Templo sagrado. El templo ...

Jonás Huye de la Presencia de Dios

Huyó de Dios Había una vez un hombre llamado Jonás. Pertenecía al pueblo de Dios, Israel. Un día Dio...

Jesús camina sobre las aguas

Jesús camina sobre las aguas Después de alimentar a miles, Jesús les dijo a sus discípulos que subie...

Jesús ante Pilato

Jesús y Pilato Los líderes religiosos trataban de demostrar que Jesús había desobedecido la ley. Has...

José Nombrado Gobernador de Egipto

José ayuda al Faraón José permaneció frente al faraón. Respiro hondo y dijo: “Su Majestad debería po...

Historias del Antiguo Testamento

Historias de la Reina Ester

Ester se convirtió en la reina de Persia y de Media ¿Cómo sucedió? Tienes que leer esta historia...

Historias de Samuel

Antiguo Testamento registra la historia del primer rey de Israel ¿Sabe que profeta ungió a este rey?...

Historias de Ana

Ana es conocida como la madre del profeta Samuel, además era una mujer difícil de rendirse...

Historia de Jeremías

¿Sabías que el profeta Jeremías vio la destrucción de Jerusalén? entérate tú mismo ahora...

Historias de Gedeón

Gedeón, el hombre que escogió solo 300 soldados para una guerra, entérate tú mismo de esta historia...

Historias de Sansón

Antiguo Testamento narra la historia de un hombre fuerte, que nadie podía vencer ¿Sabes quién es?...