José Prueba a sus Hermanos

Benjamín puede ir

El trigo de Egipto se acabó poco a poco. Ya casi no había nada. Jacob y sus hijos comían solo dos veces al día. Al poco tiempo, solo podía comer una vez al día.

Una y otra vez, los hermanos le pedían permiso a Jacob para regresar a Egipto. Después todo, Simeón todavía estaba allí. Pero Jacob siempre decía que no. Él sabía que eso sería despedirse de Benjamín.

Finalmente no tuvo alternativa sino pensar en su familia tan numerosa. Entonces dijo que sí. Y Judá, el hermano que había vendido a José como esclavo, dijo que él se ocuparía especialmente de benjamín.

“Nada le pasara”, le prometió a Jacob.

“Nada más para asegurarme”, dijo Jacob, “lleven el doble de dinero. Así podrán pagarle al egipcio por la carga de trigo anterior. Llévenle miel, perfume, pistachos y almendras de regalo”.

Tan pronto llegaron los hermanos a Egipto, fueron a ver a José. El no pudo más que admirar a su hermano Benjamín, que se había convertido en un joven apuesto.

“vengan, quédense en mi casa y cenaron juntos”, dijo José.

Después saco a Simeón de la cárcel.

Cuando los hermanos llegaron a la casa le comentaron al administrador sobre el dinero que se había encontrado cuando iba camino a su tierra. Él les dijo que no se preocuparan.

“¿Cómo está su padre?”, pregunto José mientras sostenía la respiración.

“Está muy bien”, contestaron los hermanos.

José miro nuevamente a benjamín. Extendió el brazo y puso la mano sobre la cabeza de Benjamín.

“Que Dios te acompañe, hijo mío”, le dijo. Luego se alejó. Los hermanos le hacían la reverencia, tal y como aparecía en el sueño que José había tenido tantos años antes.

De pronto los recuerdos fueron demasiado para José. Salió corriendo de la habitación. Una vez que estuvo solo, lloro y lloro. “señor”, oró, “tú nos has reunido nuevamente. Los amo mucho a todos”.

José seco sus lágrimas. Regreso donde estaban los hermanos. Hubo una gran fiesta que duro casi toda la noche. Pero José nunca dijo a sus hermanos quién era él, en realidad.

Comparte con tus amigos

Más historias

Historia de la Copa de José

La copa robada A la mañana siguiente, los hermanos se fueron a casa. Iban felices. Habían rescatado ...

José es Vendido por sus Hermanos

En el pozo José se sentó en el suelo a jugar bola con su hermano Benjamín. Cuando Jacob vio a los mu...

Historia de los Sueños de José

El sueño de José Una mañana, José despertó sobresaltado. Había tenido un sueño muy extraño. Era tan ...

Historia Sobre el Becerro de Oro

El becerro de oro Cuando Moisés se volvió para regresar, Dios de súbito le dijo: “¡Algo terrible ha ...

Dios promete un hijo a Abraham

La promesa de Dios Dios guió a Abram y a Sarai, con todos sus camellos, ovejas, cabras y sirvientes,...

La reina Ester se presenta ante el rey Asuero

Ester hace un plan Mardoqueo estaba tan enojado por la orden que había dado de matar a todos los jud...

Jesús llama a Felipe y Natanael

Los primeros discípulos JUSTO ANTES DE QUE Juan el Bautista fuera llevado a la cárcel, les habían di...

David en la cueva de Adulam

Solitario en una cueva Saúl persiguió a David como si fuera un animal. Sabía que David se escondía e...

Historias del Antiguo Testamento

Historia del Arca de Noé

EL Arca de Noé, una historia fenomenal que existe del Viejo Testamento para todo lector...

Historias de José

José odiado por sus hermanos, vendido a un país extraño ¿Por qué tenía que pasar todo eso?...

Historia de Caín y Abel

¿Quién era Caín y por qué mató a Abel? entra ahora y entérate tú mismo de esta tragedia....

Historia de Lot

Lot se salvó de la destrucción de Dios, solamente con sus dos hijas, la pregunta es ¿por qué?...

Historias de Samuel

Antiguo Testamento registra la historia del primer rey de Israel ¿Sabe que profeta ungió a este rey?...

Historias de Daniel

¿Saber quién era Daniel? Daniel era un profeta de Dios, además de ser un profeta era...