Historia de Caín y Abel

Cuando salieron del Edén, Adán y Eva tuvieron su primer hijo, al que llamó Caín. Luego tuvieron otro hijo y lo llamaron Abel.

Caín y Abel ayudaban a sus padres con el trabajo, ahora que no vivían en el Edén. Tenían que trabajar mucho para tener suficiente alimento.

Caín fue agricultor y ayudaba con el cultivo de la tierra. Siempre esperaba con ansia que lloviera sobre las semillas que había sembrado.

El grano que cosechaba se podía moler para hacer harina para el pan. También recogía legumbres y frutas.

Abel fue pastor de ovejas, Abel ayudaba criando ovejas y cabras. Ordeñaba las cabras y todo eso era su trabajo diario de Abel, el segundo hijo de Adán y Eva.

Un día Caín tomó algunos de los productos que había cultivado y se los ofreció a Dios como una forma de decirle gracias. Abel hizo lo mismo, pero eligió el cordero mejor y más gordo para ofrecérselo a Dios. Esto fue la ofrenda de Abel

Dios miró los regalos que los dos muchachos le ofrecían. El regalo de Abel le gustó más que el de Caín. Porque Dios no vio con agrado la ofrenda de Caín.

Porque lo que ofrecía Abel a Dios, ha sido la ofrenda que agrada a Dios.

Esto hizo que Caín se enojara. Él no creía que Dios era justo. Dios le dijo a Caín que podía escoger entre hacer las cosas bien o hacerlas mal. Él decidió enojarse.

Caín pensó en un plan. Le dijo a Abel que fueran al campo y ahí Caín hizo algo muy malo. Mató a Abel.

Dios lo llamó y le dijo: Caín ¿dónde está tu hermano Abel? Caín encogió los hombros.

Dios le dijo: Has actuado mal. Como castigo, no podrás cultivar tus terrenos. Te enviaré muy lejos de aquí. Entonces Caín tuvo que vivir en la región de Nod, que significa “Errante”.

Imágenes de Caín y Abel

Si deseas entender mejor acerca de la historia de Caín y Abel, a continuación puedes ver las siguientes imágenes, y estoy seguro que al ver estos imágenes podrás entender mejor la historia de Caín y Abel.

Más historias